Destino Finlandia

Toda la información para viajar a Finlandia

Finlandia en Salvados: lo que no viste

ESCRITO POR Sergio Reseco 8 de February de 2013 1 COMENTARIO

Finlandia está de moda. Gracias al especial del programa Salvados, Finlandia se convirtió en tema comentado en diarios y revistas de España.

El programa hablaba del sistema educativo en Finlandia pero, además de los datos que dejaron helados a media España como el hecho de que los colegios y la universidad sean gratis o la duración de las bajas por maternidad o paternidad, el programa dejó entrever muchas otras cosas sobre la cultura finlandesa.

Salvados en Finlandia

Imagen del programa de La Sexta, presentado por Jordi Évole

Vamos a analizar 10 características de la cultura finlandesa que se dejaron entrever en el programa de La Sexta.

La Finlandia en el trasfondo de Salvados

Responsabilidad: durante el programa, una de las profesoras entrevistadas se levanta y se marcha, educadamente. Según dice, tiene que volver al trabajo y no tiene inconveniente en cortar, levantarse y marcharse a cumplir con su responsabilidad.

Silencio: en el comedor del colegio finlandés se muestra un semáforo que detecta el nivel de ruido para alertar cuando los niños gritan demasiado. El silencio, como ya hemos comentado otras veces, es uno de los bienes más preciados de la cultura finlandesa.

Soledad: muchos niños pasan ratos solos en casa esperando a los padres. Esto es impensable en España, donde hay la sensación de que los niños tienen que estar siempre vigilados o algo terrible sucederá. Aprender a convivir con uno mismo es una lección que ayuda a relacionarse con los demás y potencia hábitos como, por ejemplo, la lectura.

Igualdad: el sistema educativo finlandés es casi exclusivamente público. El hecho de no diferenciar entre clases es la base para un sistema social donde la igualdad de oportunidades se imponga.

ninos Finlandia

Niños que van solos al colegio: no es tan raro en Finlandia

Tranquilidad: aunque Finlandia es tristemente famosa por algunos episodios de tiroteos en escuelas ocurridos los últimos años, la verdad es que las calles de pueblos y ciudades son, por lo general, tranquilas y sin peligros. El crimen existe, pero el hecho de que los niños vayan al cole solos es un indicador de la confianza en la tranquilidad de los finlandeses.

Humildad: Finlandia es un referente en el aspecto educativo. Si bien los finlandeses son orgullosos en algunos aspectos, la humildad es una de las características principales de su cultura. Ser los primeros en educación, como afirma la profesora entrevistada, no es motivo de fardar sino todo lo contrario

Apertura a los idiomas extranjeros: en España, leer subtítulos en una película es, para muchos, molesto. Se debate en qué idioma doblar las películas cuando, en Finlandia, las películas extranjeras siempre se subtitulan, incluso en sueco, la segunda lengua oficial del país.

Productividad: la estructura de las clases que se comenta en el programa es de menos tiempo continuo de clases y más descansos. España es un país famoso por sus largas jornadas que, parece ser un hecho, no se reflejan en un aumento de la productividad.

Conciliación vida personal-trabajo: el trabajo es importante. Sin embargo, la responsabilidad frente a los hijos queda clara cuando se habla de los horarios de los trabajadores. Es raro el modelo de jornada partida con interminables jornadas. Los finlandeses respetan y tienen como sagrado su tiempo libre.

Honestidad-corrupción: los finlandeses son honestos. Uno de los tópicos más extendidos y fieles se demuestra en la falta de corrupción y mamoneo a la hora de lograr trabajos o puestos públicos. El sistema educativo, desde el inicio, fomenta la igualdad de oportunidades.

Ahora, si no habéis visto el programa o queréis darle una segunda oportunidad, os pasamos el enlace a la web oficial.

¿Qué os pareció el programa? ¿Creéis que el sistema finlandés se puede exportar a otros países?

Un comentario a “Finlandia en Salvados: lo que no viste”

  1. Monica Ghiglio says:

    He tenido el gran placer de este año haber visitado Finlandia. Estuve para Juhannus, una festividad imperdible…una verdadera fiesta finlandesa con flores, fogata, baile, compartida con amigos y el disfrute de que la noche nunca llega con su oscuridad.
    Visité Tampere, bella, bella…limpia, organizada, con un servicio de transporte envidiable.Tambien estuve en Helsinki y Jaäla en un mökki, Verla, y otras ciudades cercanas.
    Pero lo que mas me sorprendio, aparte de todo lo que no somos los argentinos, es la acogida, afabilidad, cordialidad y calidez que tienen los finlandese con los que los visitan.
    Una verdadera joya nordica, si podes…visita Finlandia, no te vas a arrepentir!Y los precios accesibles…

Escribe tu comentario