Destino Finlandia

Toda la información para viajar a Finlandia

¿Dónde vive Santa Claus?

ESCRITO POR Sergio Reseco 18 de December de 2011 COMENTAR

Papá Noel, Santa Claus o, en finlandés, Joulupukki tiene su taller y su hogar en Laponia. Aunque si viajas a Rovaniemi podrás conocerlo en persona en el Santa Claus Village, vamos a explicar desde dónde prepara sus expediciones navideñas.

Papá Noel camino a casa

Papá Noel camino a casa

Un país sin montañas, pero con una muy mágica

Korvatuntturi, traducido como monte de la oreja, está en tierras laponas, al norte de Finlandia. Situada en el parque nacional Urho Kekkonen, nombre de un emblemático presidente del país, se eleva casi 500 metros y se encuentra en zona fronterera con Rusia.

Al igual que otros montes finlandeses, Korvatuntturi ni tan siquiera llega a los 1.000 metros, altura que solo alcanzan tres montañas laponas.

La leyenda de Joulupukki

Hay muchas leyendas sobre Papá Noel. A diferencia de lo que se cree, el Joulupukki original no vestía de rojo sino de color verde y, según la tradición, puede oírlo todo desde la colina donde vive. Si visitas la colina, podrás conocer además uno de los escenarios de la película Rare exports: A Christmas Tale, una película finlandesa de 2010 que da una visión poco habitual de Papá Noel.

 

Joulupukki

Joulupukki escuchando a los niños

 

En cuanto al origen de la tradición, viene de un clásico programa de radio presentado por Markus Rautio, en el que se contaba por primera vez sobre la existencia de Korvatuntturi como casa de Santa Claus.

Visita Korvatuntturi o Rovaniemi

Si lo que quieres es ver a Papá Noel y a sus pequeños ayudantes, lo mejor es visitar Rovaniemi y el Santa Claus Village, donde se encuentra el poblado de Joulupukki y donde podrás retratarte junto a él. Sin embargo, si lo quieres es visitar el lugar que manda la tradición, una vuelta por el parque Urho Kekkonen es la alternativa más alternativa…

A dónde enviar las cartas

Tienes dos opciones, escribir al código postal 99999 de Korvatuntturi o entregar la carta en mano, siempre más seguro, a Papá Noel en su pueblo lapón.

 

Escribe tu comentario